Made by Med, la esencia del Mediterráneo

¿Y si pudieras llevar un pedacito del Mediterráneo siempre contigo?

Fotógrafa: Luana Failla

Made by Med es más un concepto que una marca.  Cualquiera que haya nacido en la cuenca del Mediterráneo sabe lo que esta representa: la familia, la gastronomía, el ritmo de vida, la calidez…

Neus y Luana son las artistas que se esconden detrás de Made by Med. Mediante delicados diseños, plasman la filosofía de vida de la cultura mediterránea en sus piezas.

A pesar de ser unos días complicados para todos, hemos encontrado un momento para charlar, intercambiar impresiones y conversar sobre un tema que nos une a las tres y, probablemente, a la comunidad de Moda de sofá: el Mediterráneo, nuestro hogar.

Me ha encantado compartir este tiempo con Neus y Luana. Desde el primer momento me he sentido cómoda y la conversación ha fluido con naturalidad. Espero que disfrutéis tanto de esta entrevista, como la he disfrutado yo.

Para empezar, me gustaría saber qué significa la moda para vosotras.

N: Para mí la moda siempre ha sido algo que no debería tener nada que ver con las temporadas, ni con las tendencias, sino que mire más allá de eso. Debería estar relacionado con cosas que perduren en el tiempo, que nunca dejen de ser interesantes. En pocas palabras, que sean atemporales. Encuentro que ese es el tipo de prendas más sostenibles para el planeta. Siempre prefiero prendas que estén hechas para durar y que pueda combinar de cualquier forma. Por eso, me interesa mucho la ropa vintage, por lo que representan, ya que suelen ser prendas duraderas.

L: Por mi parte, además de lo que ha dicho Neus, me atrae el lado más artístico de la moda. Me refiero al diseño y las ideas que hay detrás. El saber cómo nacen las ideas es muy sugerente, así como saber cómo estas acaban conformando la identidad de una marca.

¿Cómo surgió Made by Med? ¿Cuál ha sido vuestro recorrido hasta llegar aquí? Es decir, desde que surgió la idea hasta que se materializó en la marca.

La verdad es que la marca se ha ido construyendo un poco a sí misma. No ha sido una línea cronológica muy clara, sino que desde que se empezaron a diseñar las primeras piezas hasta que se materializó, pasaron muchas cosas.

Yo (Neus) estudié un FP de joyería hace años y empecé a trabajar en un proyecto personal, junto con un artesano que tiene un taller en Barcelona, donde hice los primeros prototipos de los erizos de mar y las conchas.

Ese proyecto lo dejé apartado un tiempo. Aún así, atesoraba esas piezas y, de vez en cuando, se las regalaba a alguna amiga. Cuando conocí a Luana le regalé uno de los colgantes y me comentó la idea de venderlas para que más gente pudiera disfrutar de ellas.

Retomamos el contacto con el artesano con el que trabajé al principio para poner en marcha de nuevo el proyecto y así es como, en junio de 2019, nació Made by Med.

“Cuando tenemos una idea, pensamos qué sensación queremos transmitir y a partir de ahí empezamos a plantear qué podemos crear”.

¿Cómo lleváis a cabo el proceso creativo de las colecciones?

Compartimos bastante el proceso creativo. Aunque yo (Luana) hago un poco más la parte fotográfica y de business y Neus la parte más técnica, el diseño lo hacemos juntas.

Es verdad que la primera colección era de Neus, basada en Mallorca. Así que simplemente hicimos las fotos. Y la segunda colección inspirada en Sicilia fue más un trabajo en conjunto entre nosotras y el chico del taller de Barcelona.

Fotógrafa: Luana Failla

Cuando tenemos una idea, pensamos qué sensación queremos transmitir y a partir de ahí empezamos a plantear qué podemos crear. Después, diseñamos unos bocetos, algo muy esquemático. También trabajamos con muestras de cadenas y diferentes materiales para jugar con las distintas combinaciones y hacernos una idea.

“Para nosotras es muy importante trabajar con materiales perdurables que no se desgasten con el tiempo. Muy en la línea de la sostenibilidad y consumo consciente”.

¿Con qué materiales trabajáis? ¿Las piezas las creáis vosotras o son fornituras? He visto que principalmente usáis baños de oro y plata.

Para nosotras es muy importante trabajar con materiales perdurables que no se desgasten con el tiempo. Muy en la línea de la sostenibilidad y consumo consciente que comentábamos al principio. Por eso, trabajamos con materiales seminobles, como el baño en oro y plata de 18 quilates. También hacemos piezas de oro macizo, pero solo bajo pedido.

Todo lo que son medallones como conchas, erizos, estrellas de mar… todo esto son moldes que están hechos de piezas naturales. Se trata de una técnica escultórica muy utilizada en joyería: se hace un molde de esta piecita natural con una silicona especial. Luego este molde se rellena con una cera específica de joyería y luego se va a fundición. Todo lo que son las cadenitas o los cierres de pulseras, pendientes… sí son fornituras que se compran al por mayor, porque es un trabajo que si se hace manualmente es muy costoso.

¿Hacéis grandes tiradas de producción? ¿Se trata de colecciones limitadas?

No hacemos grandes tiradas de producción, hacemos pedidos poco a poco. Estamos tanteando el terreno, viendo si está gustando nuestro proyecto. Y si es así invertir más en un futuro. Sin embargo, no queremos venderlo como ediciones limitadas porque, en realidad, con la técnica de los moldes podría venderse una misma pieza muchas veces.

“Buscamos la inspiración en lo que tenemos a nuestro alrededor para trasladar un pedazo de Mediterráneo a nuestras joyas, un poco con la idea, de poder llevarlo siempre contigo”.

Vuestra bisutería está inspirada en el Mediterráneo. ¿Por qué el Mediterráneo? ¿Qué es lo que os atrae de él para crear?

Porque es lo que tenemos dentro. Nosotras queremos ser honestas con lo que conocemos e intentamos transmitir esa honestidad a través de las joyas que creamos.

Las dos tenemos la cultura mediterránea muy presente. Entendemos por ella una manera de hacer, de ir despacio, de estar en la playa, la familia… Todo ello engloba el concepto mediterráneo. En definitiva, es el espíritu de la vida de las islas. Nos gustan los elementos naturales, y no solo la parte marina, sino también el campo, la naturaleza, todo lo que evoque la vida tranquila, el slow-life, que dicen ahora, y que está tanto de moda. La joie de vivre, vamos.

Al final lo que hacemos es buscar la inspiración en lo que tenemos a nuestro alrededor para trasladar un pedazo de Mediterráneo a nuestras joyas, un poco con la idea, de poder llevarlo siempre contigo.

¿Os gustaría saliros de la línea del Mediterráneo y probar otros estilos? ¿Inspiraros en otras fuentes?

Nos hemos empezado fijando en elementos marinos, pero de este hilo puedes sacar mas ideas. Puedes probar con texturas de rocas, de playas que hayas visitado, etc. Nos gustaría probar otras vertientes dentro de la temática del Mediterráneo: la mitología, la gastronomía, la tradición, la religión… cualquier cosa que pertenezca al Mediterráneo es susceptible de ser diseñada.

¿A qué público os dirigís? ¿Creáis las piezas pensando en él?

Siempre hacemos un poco lo que queremos a nivel creativo, pero cuando creamos intentamos pensar en nuestro público. Si, por ejemplo, tenemos cinco opciones y solo podemos hacer una, intentamos escoger aquella que podría gustar más o vender mejor.

Aún así, nos hemos dado cuenta de que el perfil que nos compra es más o menos gente como nosotras: desde chicas de 30, hasta mujeres de 40 o 50. Es verdad que nos han contactado veinteañeras para informarse, pero no suelen acabar comprando.

¿Qué feedback os habéis encontrado por parte de vuestra clientela?

Muy positivo. De todos los pedidos que hemos hecho, siempre nos comentan que están muy contentos con el resultado. En general, no hemos tenido problemas con la calidad del producto.

Ya que no tenemos tienda online y el tema del pago es aún un poco “rudimentario”, cuidamos mucho todo lo que es el trato al cliente, intentando que sea muy personalizado.

Normalmente, les pedimos que nos hagan una storie para Instagram y así lo podemos compartir para mostrar a la audiencia cómo queda el producto y para que también vean que somos de fiar. Mucha gente no se fía aún de la venta por Instagram.

No tenéis tienda online, sino que vendéis a través de Instagram. ¿Por qué habéis elegido este medio? ¿Utilizáis Instagram Shopping? ¿Tenéis pensado más adelante crear una web comercial?

Sí, tenemos pensado abrir una tienda online en un futuro (próximo, si puede ser). Es algo que tenemos pendiente. En Instagram Shopping no podemos vender porque tiene que estar vinculado a un e-commerce.

Las ventas que realizamos por Instagram las hacemos por Direct message. La gente nos suele mandar un mensaje privado y a partir de ahí nos ponemos en contacto con ella y gestionamos todo el tema del pago. No es muy económico en términos de tiempo porque te lleva mucho trabajo todo el proceso, pero de momento es la única vía que tenemos.

También tenemos parte de la colección en una tienda de Ibiza, por ejemplo. Este es otro tema que nos gustaría poner en marcha, es decir, el vender en tiendas multimarcas o tiendas conceptuales.

Cuidáis mucho la estética de vuestras fotos, ¿cómo lo hacéis? ¿Qué queréis que inspiren? ¿Seguís alguna estrategia?

En general, no seguimos ninguna estrategia, sino que nos dejamos guiar un poco por la intuición, improvisamos bastante. A veces nos fijamos en qué hacen otras marcas para coger ideas.

Solemos utilizar los recursos que tenemos a mano para hacer la composición de las fotos. Si, por ejemplo, vamos a la playa cogemos la cámara y aprovechamos para hacer fotos en la arena, las rocas…

Al principio jugábamos con tonos más fríos, pero cada vez más buscamos los colores cálidos. Intentamos ser reales y transmitir tranquilidad, el ir despacio…

Fotógrafa: Luana Failla

La marca está aún en pañales. Vamos un poco “ensayo-error”, probando y viendo lo que nos funciona. La marca se está construyendo poco a poco a través de las experiencias que estamos viviendo. Si una foto tiene mucho éxito en Instagram, lo tenemos en cuenta e intentamos dar más de eso a las personas.

En un escenario ideal en el cual tendríais todo el tiempo, dinero y medios posibles a vuestro alcance, ¿dónde os gustaría ver a Made by Med en, por ejemplo, 5 o 10 años?

A ver, personalmente, no creemos que estemos haciendo este proyecto para hacer dinero. Aunque sí que nos gustaría obtener beneficios. No estamos perdiendo dinero, pero lo que ganamos lo invertimos en los pedidos. No es nuestro objetivo que la marca tenga un alcance internacional. Para nosotras lo importante es que podamos llegar a personas que lo puedan apreciar y lo lleven a gusto.  

Sí que nos encantaría que Made by Med apareciera en revistas, por ejemplo, para que nuestras joyas puedan llegar a más personas. La idea principal es que la marca llegue a la gente de una manera discreta y tranquila, sin ser comercialmente muy agresiva.

Instagram: @made.by.med

Beatriz Solivellas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s