Iconos pop que marcarán tendencia en la próxima década

Piensa en Audrey Hepburn, Marilyn Monroe, Prince o Madonna. Todos ellos fueron grandes iconos de la cultura pop y, a pesar de no tener implicación directa en el mundo de la moda, sus influencias estéticas tuvieron tal impacto que a día de hoy aún podemos verlas en las calles y pasarelas. Y es que la cultura pop siempre ha sido una fuente inagotable de inspiración para quienes usan la moda como vía de expresión.

¿Quiénes serían los iconos de la cultura pop que más influencian con su forma de vestir a día de hoy?

BILLIE EILISH

Piensa en una estrella del pop adolescente. Ahora réstale purpurina, inocencia, “feminidad”, coreografías estudiadas, vestuarios sugerentes y accesorios adorables. Súmale un chándal holgado, accesorios góticos, estampados extravagantes, joyas brillantes y un buen tinte de color intenso. Señoras y señores, os presento a Billie Eilish.

Billie ha roto casi sin darse cuenta las normas de la moda, pero también las de la música. Desde la comodidad de su habitación creó el disco más vendido de 2019. Siguiendo la misma idea, no duda a la hora de presentarse en cualquier alfombra roja con un chándal holgado (de Gucci, eso sí).

Romper tan tajantemente con lo establecido demuestra muchísima seguridad. Y podríamos quedarnos en la superficialidad de este hecho. Pero lo cierto, es que para esta chica de 18 años la fama ha venido acompañada del tan desagradable escrutinio al que se ven sometidos los cuerpos de las mujeres, especialmente las que desarrollan su labor en el ojo público.

Puede que su ropa oscura y ancha hable de su particular personalidad, pero también nos habla de su necesidad de protegerse, de desviar la atención, de ocultar su cuerpo. Y es que, lamentablemente, romper los esquemas de la típica estrella del pop no te libra de las cadenas de ser una mujer en el mundo actual. 

TIMOTHÉE CHALAMET

Si eres hombre y tienes previsto pisar pronto una alfombra roja, traigo buenas noticias: ¡ya no tienes por qué ir con un aburrido esmoquin negro! Puedes darle las gracias, en gran parte, a Timothée Chalamet. 

Es cierto que en los inicios de su carrera Timothée no nos regaló los looks más elaborados del mundo. Camisetas grises y pantalones de chándal eran su look habitual. ¿Qué pasó entre 2013 y 2017, año de su gran revelación como icono de la moda? Quizás fue inspiración divina, quizás fue el efecto de la Italia de Call me by your name. De lo que no hay duda es de que el estilo de este franco-estadounidense de 24 años ha llegado a nuestros corazones para quedarse.

Durante años nos hemos acostumbrado a ver a los clásicos actores de cine tradicionalmente masculinos, con poses chulescas y rebosantes seguridad (piensa en Brad Pitt, Leonardo Di Caprio o Ryan Gosling, por ejemplo). ¿Qué pasa cuando llega un actor humilde, de naturaleza tímida, estilo delicado, y que surca sin temor el límite de la masculinidad tradicional experimentando con la moda? Pues que nos caemos de la silla. 

Timothée llega como un soplo de aire fresco. En cada alfombra roja deslumbra con un estilo impecable. Original y formal. Clásico y moderno. Pero la cosa no acaba aquí: ¡ni siquiera tiene estilista! Él mismo desarrolla cada uno de sus looks, trabajando directamente con los diseñadores que más le inspiran. Perdonad si no respondo a las llamadas, estoy apuntándome a su Club de Fans Oficial.

ROSALÍA

Intentando analizar las decisiones estilísticas de Rosalía a lo largo de su corta pero intensa carrera, encontramos tres etapas muy diferenciadas, que casualmente también coinciden con las etapas musicales por las que ha ido navegando en los últimos años.

  • Etapa 1. La Rosalía castiza.

Al comienzo de su carrera, el flamenco era el protagonista. Igual ocurría con su vestimenta en esta primera etapa, en la que se ayudaba de un estilo made in Spain para marcar sus raíces identitarias. Volantes, encajes, tonos rojizos, y estampados florales. La Rosalía de los inicios confiaba en diseñadores españoles como Palomo Spain o María Escoté para deslumbrar a sus compatriotas.

  • Etapa 2. Flamenco-sporty.

Llegaron las influencias callejeras al armario y a la música de Rosalía. Malamente empieza a resonar más allá de España y, si bien mantiene las influencias clásicas de su flamenco inicial, comienza a incorporar elementos urbanos a sus volantes: tejidos técnicos, chándal, y zapatillas ‘chunky’.

  • Etapa 3. Choni is the new rich.

Llega Con Altura, Yo x Ti, Tu x Mí, y una nueva vuelta al estilo de Rosalía. Exceso de brillos, terciopelo, extensiones, uñas extra-largas, exageración y excentricidad. Pero que no te engañen las apariencias, Rosalía ya no pisa el mercadillo de barrio. Igual que colabora con los artistas más grandes del momento, las grandes firmas como Versace, Moschino o Burberry son ahora las encargadas de acompañarla en su conquista internacional.

HARRY STYLES

Aunque su nombre parezca casi una premonición, la realidad es que Harry no siempre ha sido el stylish british boy que conocemos hoy. En sus comienzos en One Direction se conformaba con llevar rebequitas de punto, camisas de cuadros y gorritos de lana. No fue hasta que comenzó a visualizar su carrera en solitario que su estilo evolucionó hacia dónde está hoy.

Colores extravagantes, flores, encajes, volantes, uñas pintadas… Harry se siente cómodo en el límite de los estereotipos de género. No es casualidad que uno de los mayores referentes para él sea Mick Jagger, una de las estrellas del rock que más ha canalizado la ambigüedad de género a lo largo de su carrera.

Pero las extrencicidades que se esperan de una estrella del rock no tienen nada que ver con la ejemplaridad que se le exige a un artista pop adolescente, lo que convierte las transgresiones de género de Harry en algo con un significado aún más potente. 

ZENDAYA

Si has vivido debajo de una piedra los últimos 3 años y no sabes quién es Zendaya, yo te ayudo. Zendaya es actriz, cantante, bailarina, y en los últimos años se ha convertido en uno de los mayores iconos de la moda para las nuevas generaciones.

Con solo 23 años no se cansa de demostrar que puede hacerlo todo y, además, hacerlo bien. Y ahora no hablo solo de su multifacética carrera (que también), sino de su impecable estilo.

Puedes verla lucir un esmoquin de corte tradicionalmente masculino en un evento, llegar a un estreno con un sexy vestido de brillantes, o enfundarse un vestido inspirado en Cenicienta en plena Met Gala. Todo lo que se pone, por muy extremo que sea, le sienta como una segunda piel. Encontrar ese equilibrio es muy complicado, y ella no solo lo consigue: hace que parezca fácil.

BAD BUNNY

Bad Bunny es, casi por unanimidad, el rey de la cultura urbana a día de hoy. Su música suena en cada rincón del mundo, y su relación con la moda es una de las claves de su gran influencia mediática.

Pero, ¿qué hace a Bad Bunny diferente de cualquier otro reggaetonero? En contraposición a lo que hemos visto durante años en la industria de la música urbana latina, Bad Bunny se muestra abierto a explorar los límites de la masculinidad, la identidad de género, y la cultura machista, tanto con su estilo como con su música.

Canciones que hablan de sentimientos, con proclamas abiertamente feministas, uñas pintadas, ropa colorida, prendas tradicionalmente femeninas y una transformación en Drag queen en el vídeo de ‘Yo Perreo Sola’, son solo algunos de los motivos por los que Bad Bunny se ha convertido en la antítesis del típico artista de reggaetón.

Viniendo de la tradición latinoamericana de la masculinidad, en la que se los hombres deben evitar a toda costa cualquier asociación con “lo femenino”, Bad Bunny muestra sin ningún tipo de miedo expresiones alternativas a la masculinidad dominante.

Quede claro que Benito no es ningún santo (de hecho, mantiene patrones propios de las masculinidades tóxicas en casi todas sus letras) y que ponerse una falda y pintarse las uñas no van a desmantelar siglos de masculinidad tóxica, pero pueden ser el inicio de un cambio cultural mucho más grande. En este sentido, la moda ha sido su herramienta preferida para hacerlo, y no dudó en usarla para condenar un asesinato tránsfobo en el programa de Jimmy Fallon, mostrando en su camiseta la proclama: “Mataron a Alexa, no a un hombre con falda”.

¿Cuántas de estas influencias seguirán estando presentes en los armarios y colecciones del futuro? Toca esperar para descubrirlo. Lo que está claro es que el futuro de la moda estará encabezado por figuras que respaldan las preocupaciones de las nuevas generaciones, destruyen antiguos paradigmas, reinterpretan el significado de lo urbano y acogen la fluidez de género como parte de quienes son.

Y éstos son sólo unos pocos nombres. El futuro de la moda vendrá marcado, sin duda, también por personalidades y agrupaciones tan destacadas como Billy Porter, FKA Twigs, BTS, Ezra Miller, Indya Moore, Lizzo, Black Pink, Kim Kardashian, Lady Gaga, J Balvin, Janelle Monae o Lil Nas X. 

Ángela Espejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s